Militares defienden a Maduro tras sanción de EU

0
84

Agencias
Caracas.- El ministro venezolano de Defensa, general Vladimir Padrino, rechazó el calificativo de “dictador” con el que Estados Unidos llamó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, luego de aplicarle una serie de sanciones económicas.
“No es dictador quien convoca a su pueblo a unas elecciones libres y soberanas”, dijo Padrino en un mensaje al país para rechazar las sanciones que anunció el Departamento del Tesoro contra el gobernante venezolano.
En su mensaje, Padrino señaló que el cuerpo castrense rechaza esas acciones, que calificó de “viles”, luego que los venezolanos eligieran a los 537 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, la cual Estados Unidos pidió que retirara.
Dijo que las sanciones de la administración de Donald Trump contra Maduro “deben tener el rechazo de todos los venezolanos” por representar una agresión a la soberanía.
“(Esto es) una agresión nuevamente contra la patria, contra el pueblo de Venezuela, en esta ocasión una agresión directa contra el presidente legítimo constitucional de la república, Nicolás Maduro, una agresión contra nuestro comandante en jefe”, dijo.
El gobierno de Trump sancionó de manera personal a Maduro tras la elección de la Constituyente. El mandatario venezolano dijo el lunes pasado que estaba “orgulloso” de que le aplicarán las sanciones, que implican el congelamiento de los bienes y cuentas bancarias en Estados Unidos y la prohibición a todo estadunidense de hacer negocios con él.
“Maduro, quien por mayoría de los venezolanos está allí ejerciendo la primera magistratura del país, presidente constitucional, no es un dictador. No es un dictador quien llama a elecciones, no es un dictador quien invoca la Constitución, no es un dictador quien ha trabajado por la paz de los venezolanos”, recalcó.
De acuerdo con Maduro, la Constituyente que impulsa busca devolver la paz al país, azotado por casi cuatro meses de protestas contra el gobierno, que han dejado 121 muertos, aunque la oposición denuncia que su objetivo es disolver la Asamblea Nacional (Congreso).